Tag Archives: jugador

Noche de REYES día de PóKer …

9 Ene

 

Después de una copiosa comida el día de Reyes (con el típico roscón, por supuesto!!) y con la alegría de haber recibido mi regalo desde el mismísimo lejano oriente (Japón), me acosté a dormir la siesta rendida por el sueño y el cansancio que me produce el acto de la digestión … y así como este acto, pesaAaado, fue el inquietante sueño que a continuación os relato…

 Me invitaban a jugar al póker (upsss).

Obviamente, yo no tenía ni idea de cómo va el famoso jueguecito. Pero me intrigaba el asunto. La invitación tenía un aire de misterio y quise descubrirlo…

Inocentemente, pensaba que iría a un lugar elegante como menos (já!). Me habían dicho que era un “pub”con style… Después de los eternos minutos de indecisiones en cuanto al vestuario (típico en mi…), opté por algo” discreto” y original, vamos, a la altura del sitio de moda (según yo… jajaja)

 

La primera sorpresa al llegar al lugar. No había ni rastros de “pub”. Estábamos en la calle indicada, en el número de portal señalado, pero era una finca de viviendas. Mientras buscábamos el nº de la puerta para llamar, que lo desconocíamos, se oye la voz por el telefonillo: “Por favor, para entrar dejen las armas en la puerta” El corazón me dio un vuelco. Sólo me tranquilizó a medias la sonrisa cómplice de mi acompañante.

 

Subimos por unas escaleras amplias y algo tétricas y en el primer piso nos esperaba el gracioso del telefonillo.

 

Segunda sorpresa. Eso no era un “pub”. Era una vivienda con fines clandestinos. Media docena de chavalines sentados en el salón fumando hierba ( … que style!!!) ; la cocina habilitada como barra-bar; 3 puertas cerradas (en cada una de las habitaciones estaba la ovalada mesa del tapete verde). Mi angustia iba en aumento ¿Dónde me había metido?(¿Donde estaba el glamour del casino de Torrelodones?) Mi acompañante, como es un ser mimético, rápidamente se adaptó a la situación y al entorno y eso me inquietó (al principio…después me tranquilizó bastante)

 

Ahora venía el punto álgido del asunto. Habíamos ido a jugar. Bueno, yo a mirar.Veinte euros que se cambian por fichas. Ocho jugadores. Un crupier (si es que se le puede llamar así… jajaja) y empieza la partida… El ambiente enrarecido con una tenue iluminación,risas, bromas,conversaciones elevadas de tono,  el humo de varias sustancias de efectos embriagantes, olor a  alcohol barato y a bocadillo de mortadela que de vez en cuando ofrecían a los jugadores. Cartas van, cartas vienen. Luego en unos breves minutos, a “mi jugador” le quedan sólo 4 fichas; no tiene las mañas de Harry El Sucio, ni la mirada de Therence Hill pero yo confío en su inteligencia (siempre!!). De pronto veo que empuja todo su cuantioso botín al centro de la mesa, se forma un corrillo, el crupier lanza 2 cartas más, pide ver las cartas de todos, mi amigo dice Ana Kournikova, sonríe, me lanza un guiño y todo el montón de fichas de la mesa van a su sitio. Más tarde me explicaría que el juego con el nombre de la famosa tenista corresponde a un As y a un Rey: AK.

 Se le llama así, porque a pesar de parecer una jugada buena, pocas veces gana. Fantástico que esta vez haya ganado 🙂

 

Dos turnos después, alcanzo a ver las cartas que tiene: KK. Desde mi desconocimiento pienso que será eso… (una kaka) Parece que no, apuesta medio montón de fichas. El crupier, porreta, “relatador de jugadas” tira las cartas comunitarias, hay un 8, un 10 y una K. Trío de Reyes. Vuelve a ganar. El montón se ha duplicado. Se levanta, sonríe a los demás jugadores que no le miran con buenos ojos precisamente, cambia las fichas y nos vamos. En cuarenta minutos, los veinte euros se han convertido en sesenta. No está nada mal.

 

Entonces me despierto …  y por un instante visualizo la vida como una partida de póker. Un par de cartas te vienen dadas de serie, luego a lo largo de tu existencia vas descubriendo otras y es allí donde entra en juego la capacidad de uno para tomar decisiones. Lo malo es que de “la vida” no te puedes retirar… ni tirar la toalla, no es un juego, como el póker que sí sabes hasta cuanto puedes apostar, (depende de tu ambición que, a veces, anula a la inteligencia) o sino siempre puedes tirar las cartas!

 Después de este sueño misterioso … imaginaos mi cara de póker …mientras intento buscarle una explicación …

Anuncios